El Aguila Descalza - con Pecao Mortal 7, 8 y 9 de mayo 8 p.m.

Misiá Eva y don Adán vivían felices en El Paraíso, la finca que su patrón Midios les había dejado en comodato. Nadaban en un mar de mermelada, sin vecinos, sin guerras, sin pagar Iva ni impuestos, negociando por debajo las orquídeas del vivero y las mandarinas que sobraban hasta que un día se hicieron echar. A Eva se le metió que tenía que comer manzana de un árbol prohibido y ahí empezaron sus pesares.  Desde entonces quedaron enculebrados, debiendo la quincena sin haberla recibido, sin cobertura en salud ni pensión, criando muchachos barrigones a punta de aguadulce y rejo.

Escenario

 

1187 espectadores .

- 539 Platea
- 246 Palco de primera
- 222 Palco de segunda
- 180 Paraíso